8.9.09

EL DESEMPLEO EN ACAPULCO Y EN MÉXICO

Por Dr. Darbelio Agatón Lorenzo (*) y Lic. Norberto Noé Añorve Fonseca (**)

La última encuesta de Ingresos y Gastos en los Hogares (2008) ha mostrado que en México hay un poco más de 50 millones de pobres, ya sea que presenten pobreza en patrimonio ó como un cuadro alimentario deteriorado, por ello el caso en Acapulco nos da indicios sobre como contribuye el desempleo en este resultado, para posteriormente dar un breve acercamiento al entorno nacional, siendo muestra clara de lo poco efectiva que han sido las estrategias para la generación de empleos, llevadas a cabo por los distintos gobiernos tanto federal, estatal como municipal, en los últimos años.

ACAPULCO

Al mirar las cifras del siguiente cuadro sobre la tasa de desempleo en nuestra ciudad de Acapulco, podemos destacar como del total de personas empleadas de 14 y más años, no sólo no se han generado empleos en los casi cinco años que se muestran, sino que incluso ha sufrido una disminución de pasar a tener 275,843 personas en promedio en el año 2005 a tener 272,878 personas en promedio en el primer trimestre del 2009, representando una disminución del 1.07%.
Al revisar estas cifras por género, encontramos como los hombres son quienes menos empleos han perdido frente a las mujeres, ya que de 160,740 hombres empleados en promedio en el 2005 paso a 159,430 en promedio en el primer trimestre del 2009, representando una disminución del 0.81%, en cuanto a las mujeres, tenemos que de 115,103 mujeres en promedio empleadas en el año 2005, pasaron a ser 113,448 para el primer trimestre del 2009, representando una disminución del 1.43%.

Estas cifras nos revelan como ha venido deteriorándose la generación de empleo en nuestro municipio, el cual muestra un claro estancamiento e incluso arrojando un saldo negativo en la población empleada, así también podremos ver como se ha incrementado las cifras en cuanto a la población subocupada.
Aquí vemos como estos han incrementado su cifra muy significativamente para el primer trimestre del 2009, pasando a tener de una población total de 11,727 en promedio durante el 2005 a 18,107 en el primer trimestre del 2009, representando un crecimiento del 54.4%, ahora, partiendo desde el enfoque de género, tenemos que de 8,482 hombres en promedio en el 2005, pasaron a tener una población de 10,369 durante el primer trimestre del 2009, representado un crecimiento del 22.24%, por último, en el caso de las mujeres, de contar con 3,245 en promedio en el 2005, pasaron a ser 7,738, representando un crecimiento del 138.45%.

MÉXICO

Una vez mostrada la situación particular de Acapulco, pero que sin duda es muestra clara de lo que ocurre en varios centros de población de nuestro territorio nacional y que es consecuencia de la difícil situación económica por la que atraviesa actualmente el país generada por una política económica basada en las ideas del más puro liberalismo y que por lo tanto han profundizado la deteriorada situación de los trabajadores y en las que han sido afectadas un poco más las trabajadoras acapulqueñas, como se pudo apreciar en la sección anterior.
De acuerdo con esto, será conveniente revisar uno de los objetivos expuestos en el Plan Nacional de Desarrollo en su apartado sobre economía competitiva y generadora de empleo que en sus primeras líneas, señala lo siguiente: “La finalidad de la política económica de la presente Administración será lograr un crecimiento sostenido más acelerado y generar los empleos formales que permitan mejorar la calidad de vida de todos los mexicanos”.1

http://pnd.calderon.presidencia.gob.mx/economia-competitiva-y-generadora-de-empleos.html
 
Notamos como estos propósitos no fueron más que promesas de campaña de aquellos que han gobernado al país y que no han propiciado en lo absoluto la generación de empleo, ya ni hablar de la recuperación del poder adquisitivo de los salarios que es otro tema a discutir. Otro fragmento del Plan nos confirma lo anterior: “En 2006, 19.2 millones de personas laboraban en condiciones de informalidad. Durante este sexenio se buscará promover condiciones para la creación de empleos formales con el objetivo de llegar en 2012 a crear, al menos, 800,000 empleos formales al año”. 2

Por lo cual, si recordamos fue muy mencionado el hecho de que se nombró a Felipe Calderón en su campaña como el Presidente del Empleo y que como ya hemos visto, solo puede reflejarse un fracaso más de la presente administración que ha continuado las políticas económicas neoliberales.

Podemos reforzar estos comentarios de acuerdo al último reporte dado a conocer por las autoridades del Fondo Monetario Internacional que indican que la economía mexicana sufrirá una contracción en una de sus principales variables macroeconómicas, siendo esta el Producto Interno Bruto, “la economía mexicana sufrirá este año una contracción de 7.3%. Con una recesión de este tamaño, se puede estimar una destrucción de 550,000 plazas laborales en el 2009, lo que llevaría a la tasa del desempleo a un histórico 5.3 por ciento, proyecta Jimena Zúñiga, economista para México y Chile en Barclays Capital (BarCap). De confirmarse esta expectativa, México estaría transitando la peor recesión económica desde la Gran Depresión Mundial de 1932, cuando la economía mexicana registró una contracción de 14.8% del PIB, según Alfredo Coutiño, director de la consultoría económica de Moody’s para América Latina”.3

http://pnd.calderon.presidencia.gob.mx/economia-competitiva-y-generadora-de-empleos/promocion-del-empleo-y-paz-laboral.html
http://eleconomista.com.mx/notas-impreso/valores/2009/07/08/caera-pib-mexico-73-ano-fmi

A partir de estas conclusiones podemos pasar a revisar como a lo largo de los años la situación ha venido agravándose, tenemos pues que en el año 2000 se tuvo una tasa de desempleo del 2.60% en cuanto que lo que se llevaba hasta el mes de mayo de este año arroja un promedio de 5.15%. Y en el que algún funcionario mencionaba que nuestra situación es menos crítica que la que se vive en algunas economías desarrolladas con mayor tasa de desempleo, teniendo a EUA con un 8.50% en promedio de enero a mayo del 2009, y Francia con un promedio de 8.70 en el mismo periodo.
Sin embargo, estas comparaciones no son objetivas, como señala Gómez Alejandro: “Los datos indican que no cabe duda de que México atraviesa una severa crisis de empleo. Sin embargo, el nivel de la tasa de desempleo está por debajo de la de muchas naciones desarrolladas. ¿A qué se debe esto? La razón principal es que en México se utiliza una definición muy estrecha de desempleo, que únicamente considera el desempleo total de las personas, de manera que si uno trabaja apenas una hora en la semana ya no se le considera desempleado”4.

Por lo cual la tasa dada a conocer por el INEGI, difiere sobre la verdadera tasa de desempleo que debe ser mayor a la señalada por este instituto. A su vez, podemos destacar que en esos países existen diversos esquemas de apoyo, siendo el más significativo el seguro de desempleo, que rebasa en mucho a los esquemas ofrecidos por el gobierno de nuestro país hacia aquella población que está desempleada y que sería menos drástica la situación en la que viven millones de familias mexicanas, sin embargo, este gran sector de la clase trabajadora está sujeta a aceptar trabajos, mal pagados, sin los derechos laborales como lo es el Seguro Social, Infonavit, entre otras prestaciones, considerando también las jornadas laborales que rebasan las 8 horas de labor contempladas en la Ley Federal del Trabajo y esta situación se acentúa de manera más contradictoria en aquellos que cuentan con una carrera profesional, ya que en el pasado había sido la apuesta para tener un mejor empleo y por lo tanto una mejor calidad de vida, situación que ha quedado fuera de contexto ante el avance voraz de la política económica neoliberal, ante esto podemos citar lo siguiente, “el dato más alarmante es que el desempleo afecta, sobre todo, a aquellos que tienen estudios universitarios.

Las mismas estadísticas señalan que del total de personas que estaban en el paro en enero de este año, el 50,4% tenía estudios de nivel medio y superior. Y, según las estadísticas oficiales de la Subsecretaría de Planeación y Coordinación de la Secretaría de Educación Pública (SEP), durante el año escolar 2001-2002, unos 312.000 jóvenes concluyeron sus estudios de educación secundaria. Aunque, tan sólo un 34% de ellos ha obtenido un empleo acorde con la carrera que estudió”5.

http://www.am.com.mx/Columna.aspx?ID=2198
http://www.wharton.universia.net/index.cfm?fa=viewfeature&id=1026&language=spanish

Lejos de ello, los que apuestan a continuar realizando los ajustes mediante una política económica neoliberal, se han dado la tarea de proponer diversos esquemas que buscan incrementar la productividad de la fuerza laboral, enmarcados en “una nueva cultura laboral” que busca profundizar aun más el individualismo entre los trabajadores y por lo tanto pulverizar la organización de los mismos para luchar por mejores condiciones laborales, aunado a un deterioro en el poder de compra de los salarios percibidos por los trabajadores, por ello dentro de las propuestas es proteger a este gran sector de la población que contribuye a que día a día se lleven a cabo los procesos productivos que proporcionan los bienes y servicios que nuestra sociedad requiere para satisfacer las necesidades más esenciales.

Podemos concluir que las estrategias para la generación de empleos, llevadas a cabo en los distintos ordenes de gobierno, no han proporcionado a la población mexicana y dentro de ésta a la acapulqueña, de los empleos suficientes y bien remunerados que logre satisfacer las necesidades más apremiantes de nuestra sociedad, sino que ha sido lo contrario. Condenando a millones de mexicanos a vivir en la pobreza como ya se señaló al principio y que por lo tanto, se generan otros problemas que profundizan aún más la difícil situación por la que atraviesa la población mexicana.

(*) Doctor en Desarrollo Regional y Catedrático Investigador de la Unidad Académica de Turismo, UAgro.
(**) Colaborador del Centro de Investigación Multidisciplinaria de la UAG.

Buscar en Revista Convergentes

Cargando...

Comité Directivo Estatal en Guerrero

Bienvenidos

Diputado Efraín Ramos Ramírez, presidente del Comité Directivo Estatal de Convergencia en Guerrero

Diputado Efraín Ramos Ramírez, presidente del Comité Directivo Estatal de Convergencia en Guerrero
Presentando la Iniciativa de Ley de Reconocimiento, Derechos, Cultura y Organización de los Pueblos y Comunidades Indígenas de Guerrero en el Congreso local

Directorio

Mi foto
Guerrero, Mexico
Es una publicación del Comité Directivo Estatal en Guerrero. Director General de la Revista Convergentes y presidente del CDE, Diputado Efraín Ramos Ramírez. Coordinador de Finanzas del CDE y Gestión Administrativa de la Revista Convergentes, Lic. Cleodulfo Eziquio López. Diseño y edición de la Coordinación de Comunicación y Medios. Se distribuye en las siete regiones de Guerrero mensualmente.

Militantes